Blog ES

Lecciones al dejar la gran ciudad

La principal lección que he aprendido al vivir en la gran ciudad es que el dolor es un excelente maestro y una parte necesaria de la vida. Cuanto más rápido lo aceptemos, aprendamos de él y sigamos adelante, más fácil será la vida.

Cómo romper viejos ciclos y acceder a nuestra soberanía divina

Para romper esos viejos ciclos negativos en los que la humanidad ha estado atrapada durante eternidades, nos sanamos y nos enraizamos para volvernos sólidos como una roca, rompiendo todas las olas entrantes y moviéndonos hacia nuevos caminos de soberanía y gracia.

El amor incondicional es una tierna plantita

Para ayudar a que florezca la tierna plantita del amor incondicional, podemos aplicar las virtudes de la confianza, la continuidad, la disciplina, la aceptación, el perdón, la misericordia y el desapego.

Cierre de viejos ciclos kármicos y nuevos comienzos

María inició el contacto conmigo para reproducir una serie de acontecimientos traumáticos de nuestra vida pasada, para poder cerrar por fin este capítulo y pasar a nuevos comienzos.

Encontrando a la pareja de mi vida pasada en esta encarnación

De pronto me di cuenta de que una compañera de una encarnación anterior ha entrado en mi vida actual, presentándome inmensos desafíos y preguntas.

Llamando a un equipo de fuerzas especiales intergalácticas

Durante una sesión chamánica, volví a una encarnación de vida pasada en la Alemania de la Edad Media, donde resolví un trauma masivo y recibí visiones sobre nuestra misión en la Tierra.

Encontrar una salida dejando ir

Cuando sentimos que llevamos una inmensa carga solos y que no hay salida, podemos soltarnos por completo para dejar espacio a la ayuda divina que fluya en nuestras vidas.

Revelación de la misión de mi alma

Una situación desafiante me obligó a pedir ayuda divina para mantenerme firme y, en última instancia, me llevó a la revelación de la misión de mi alma.

Redescubriendo el amor

Me di cuenta de que sólo si alcanzamos los niveles más altos de amor propio, podemos amar incondicionalmente a las personas que nos rodean.

El mayor reto al que me he enfrentado

Desde lo más profundo de mi ser surgió la extraña sensación de que estamos repitiendo los ciclos negativos del Antiguo Egipto para finalmente enfrentar y sanar los pesados traumas de aquellos tiempos.