Las Guerras de Orión

Las Guerras de Orión

Las Guerras de Orión marcaron un capítulo calamitoso de nuestra historia galáctica en el que exploramos las profundidades extremas de la dualidad.

La historia de nuestra galaxia se caracteriza por un conflicto sangriento que surgió en el sistema de Orión. Recibí varias visiones y descargas sobre las guerras de Orión y cómo siguen afectando a la Tierra y a la humanidad en la actualidad.

Resumen

  • Toda la información siguiente ha sido «descargada» directamente de mi yo superior, principalmente durante las sesiones de trabajo de sombra.
  • Las guerras de Orión se originaron en un planeta de seres reptilianos cuyos altos sacerdotes sucumbieron a la tentación del lado oscuro.
  • Los sumos sacerdotes reptilianos experimentaron con la dualidad extrema, el control mental basado en el trauma y la recolección de energía.
  • Después de que el mundo natal de los reptilianos cayera en el lado oscuro, se expandieron por el sistema de Orión y por toda la galaxia.
  • Muchas otras razas cayeron en la tentación del lado oscuro y cayeron en terribles guerras civiles.
  • Recibí una visión de una vida pasada como un ser leonino, en la que tuve que presenciar la destrucción de mi civilización.
  • Muchos de nosotros hemos asumido el trauma de las guerras de Orión y el propósito principal de la humanidad es limpiar este karma.
  • Es hora de desenterrar las ruinas del Alto Consejo de Orión.

¿De dónde obtuve esta información?

Hay mucha gente interesada en este tema y hay innumerables artículos y vídeos en Youtube sobre las guerras de Orión. Sin embargo, no miré ninguno de ellos porque mis guías superiores me indicaron que necesito ser lo más imparcial posible cuando descargo la información directamente de los reinos superiores. Ahora tengo la certeza de que participé en las guerras de Orión, al igual que muchos de ustedes con seguridad. Mi misión aquí en la Tierra también está estrechamente relacionada con el legado de las guerras de Orión y especialmente con la resolución de las pesadas cargas de karma que muchas de las almas antiguas hemos asumido. Por lo tanto, toda la información que presento a continuación es la que obtuve directamente a través de mi ser superior. Mi enfoque para obtener esta información es que recibo visiones y descargas durante las sesiones de trabajo de sombras. Me di cuenta de que muchos de los traumas que he estado resolviendo yo mismo y que he ayudado a otros a hacerlo se originaron en las guerras de Orión. Y con cada trauma que he procesado en mi cuerpo, soy recompensado con visiones fascinantes y toneladas de información. No es raro que necesite medio día o incluso más tiempo para anotar toda la información que recibo en unos momentos durante una sesión exitosa de trabajo de sombras. Es realmente intenso y la información que recibo me ha dejado boquiabierto varias veces. Así que esta es otra razón por la que no veo muchos vídeos sobre este tema, simplemente no tengo tiempo para hacerlo ya que me bombardean con información de primera mano continuamente. Dicho esto, toda la información que proporciono es desde mi perspectiva única, filtrada a través de mi lente de percepción. Soy consciente de que esto es sólo un pequeño aspecto del panorama general. Así que mi recomendación es ver lo que resuena en ti. Aquellos de ustedes que participaron en las guerras de Orión sentirán una confirmación intuitiva al leer. Y siempre son bienvenidos a comentar abajo.

Cómo empezó todo

Hace unos meses, mientras procesaba un trauma muy denso relacionado con mi llama gemela, recibí varias visiones de un ser reptiliano benévolo. Resultó que era un sumo sacerdote del mundo natal reptiliano en Orión. Los reptilianos fueron una vez una civilización pacífica y floreciente hasta que un grupo de altos sacerdotes cayó en las tentaciones del lado oscuro. Se adentraron en un camino de extrema dualidad, alejándose de la luz cuando comenzaron a experimentar con el control mental basado en el trauma. Se desconectaron de los reinos superiores y comenzaron una existencia parasitaria en la que extraían la energía vital de otros seres con los que se vinculaban al trauma. En su mundo natal se produjo una terrible guerra civil y hubo un grupo de sumos sacerdotes que no quisieron ceder a sus oscuros planes. Como consecuencia, traumatizaron al benévolo sumo sacerdote de las formas más horribles posibles, destruyendo la unión que tenía con su esposa. Me di cuenta de que en realidad estaba procesando este fuerte trauma del sumo sacerdote reptiliano al pasar por desencadenantes similares con mi llama gemela. Mientras limpiaba este trauma en varias sesiones, recibí visiones alucinantes sobre la civilización reptiliana y su caída. Después de que el lado oscuro tomó el control, crearon una estructura de poder jerárquica que es similar a la que tenemos ahora en la Tierra. Destruyeron las uniones familiares y educaron a los niños reptilianos en instituciones sin alma donde podían ser más fáciles de influenciar para convertirse en siervos obedientes del sistema. Incluso borraron y reescribieron la historia para que nadie pudiera recordar que antes había una «forma de vida» diferente. ¿Suena familiar?

Los Reptilianos comenzaron a expandirse por el sistema de Orión y por toda la galaxia. Tentaron a otros seres, muchos de los cuales eran civilizaciones relativamente jóvenes que no tenían idea de los peligros de caminar por este camino de extrema dualidad y separación. Los reptilianos eran maestros del ilusionismo y sabían cómo engañar y confundir a otras seres para que siguieran su ejemplo y acabaran sirviéndoles. Muchas razas y civilizaciones sucumbieron a esta tentación y descendieron a terribles guerras civiles y posteriormente a guerras entre ellos. Hubo una cantidad de sufrimiento y pérdida de vidas sin precedentes. Sin embargo, esto es exactamente lo que los reptilianos necesitaban para alimentarse. Se unieron traumáticamente a otros seres para unirse a sus almas y extraer la energía de la fuerza vital cada vez que sufrían. Además, muchos otros seres siguieron esta «forma de vida» y se convirtieron también en parásitos energéticos. Se desarrolló una espiral descendente de proporciones épicas que dio lugar a las guerras de Orión. El nivel de sufrimiento, el engaño, la manipulación, la esclavitud y la pérdida de vidas no tenía precedentes.

Artwork de Pickled Hobo: https://pickledhobocosmicart.shop/

Una civilización de valientes seres leoninos

Mientras realizaba otra sesión de trabajo de sombras hace unas semanas, recibí una visión. Estaba sentado en una montaña alta mirando hacia abajo a una gran ciudad. Reconocí que no era humano, sino que en realidad era un ser felino parecido a un león. Tenía una complexión fuerte, pelaje dorado por todo el cuerpo y brazos poderosos con garras. Tenía claro que yo era ese ser y que había vivido esa situación, es decir, que era una de mis encarnaciones anteriores como otra especie en esta galaxia. Mientras estaba sentado solo en la cima de la montaña, miré la ciudad en el valle de abajo, para ser testigo de cómo mi civilización se estaba destruyendo a sí misma. Al principio, esta civilización felina era muy pacífica, honorable y justa. Los seres leoninos eran respetados en toda la galaxia por su coraje, su gracia y los altos estándares éticos a los que se adherían. Eran una especie muy inteligente conectada a los reinos superiores de la conciencia a través de su centro del corazón y habían construido un mundo hermoso y habían creado una civilización floreciente que estaba en contacto con muchas otras especies. Hubo un largo período de paz y prosperidad hasta que el virus mental de la dualidad se extendió desde el sistema de Orión y muchos seres leoninos comenzaron a seguir el peligroso encanto de esta conciencia oscura, lo que finalmente condujo al colapso de su civilización. Finalmente, estalló una brutal guerra civil y mi propio pueblo se masacró entre sí. Sentí que una increíble tristeza invadía todo mi cuerpo al darme cuenta de esto y, en mi visión, fui testigo de cómo rugía como un león mientras gritaba de dolor, desesperación y desesperanza. Me dí cuenta que yo solía ser un líder espiritual para estas personas y que siempre intentaba guiarlas hacia un futuro mejor. Había predicho este resultado hace mucho tiempo y había tratado de advertir a mi gente en múltiples ocasiones, pero simplemente no querían escuchar. No pude detener el inevitable y terrible destino que estaba a punto de destrozar esta civilización, aunque lo tenía claro desde el principio. Lo único que pude hacer fue ver cómo se desarrollaba esta calamidad y mi pueblo comenzó a masacrarse a sangre fría.

Fue muy duro procesar estas pesadas emociones, pero al cabo de un rato me invadió una extraña sensación de paz. La sensación de pesadez y desesperación se disipó de repente cuando vi que mi yo león estaba sentado en una postura meditativa. Aunque había caos, destrucción y sufrimiento a mi alrededor, acepté esta realidad y me centré en mi conexión divina interior. Mientras sentía el aire fresco en mi cara y oía el canto de los pájaros, me di cuenta de que esta montaña seguía proporcionando un ambiente de calma y tranquilidad a pesar de los atroces acontecimientos que ocurrían en el valle de abajo. Me di cuenta de que siempre que tenga una fuerte conexión con mi ser superior, puedo volver a un estado de aceptación pacífica aunque haya caos a mi alrededor. También es una importante lección de vida, es decir, se pueden conseguir grandes cosas en tiempos de caos siempre que mantengamos una fuerte conexión divina interior y no nos dejemos arrastrar por el drama. Esta visión o recuerdo es fascinante y tiene mucho sentido. Siempre he resonado fuertemente con el león como animal espiritual. Por ejemplo, una de mis encarnaciones clave tuvo lugar en la época del Renacimiento en Hessen, Alemania, y yo y todos los demás actores principales hemos estado repitiendo las historias kármicas de esa vida durante los últimos dos años en una pequeña comunidad de Sudamérica. Las visiones que recibí sobre nuestra ascendencia galáctica (especialmente en la constelación de Orión) subrayan el hecho de que no sólo procesamos traumas de vidas pasadas en esta Tierra, sino también vidas pasadas que tuvimos como otras especies en esta galaxia. Es una revelación increíble. Sin embargo, todo está conectado y nuestro ser superior siempre deja un rastro de migas de pan para que podamos conectar los puntos. Asimismo, el emblema del estado de Hesse es un león rojo. ¡Qué coincidencia! Llegados a este punto, ha quedado claro que no hay coincidencias en este viaje mágico.

El Alto Consejo de Orión

Finalmente, recibí otro mensaje intuitivo: «Desenterrar las ruinas del Alto Consejo de Orión». Esto me recordó al consejo galáctico del juego Master of Orion, donde muchas de las diferentes razas se reúnen para votar sobre asuntos importantes. El papel de este consejo es servir también como punto de intercambio entre las diferentes razas y culturas. Si surgen conflictos y agresiones, el consejo también puede ayudar a encontrar soluciones diplomáticas pacíficas, evitando así guerras destructivas. Desgraciadamente, al estallar las guerras de Orión, otros innumerables mundos se consumieron en este conflicto, por lo que el alto consejo de Orión quedó sin efecto. En algún momento, muchas especies se unieron en una alianza llamada Federación Galáctica de la Luz para detener las guerras de Orión. Al final lo consiguieron, pero el número de víctimas fue inmenso. Muchas civilizaciones fueron destruidas sin remedio, hubo diásporas masivas de personas que lo perdieron todo y, lo más importante, fue difícil curar las heridas que nuestras almas sufrieron por ello. En otras palabras, todavía había tantos traumas que pesaban sobre nuestras almas y lazos kármicos entre varios seres diferentes que era casi imposible resolver este lío. Ahí es donde la Tierra entra en escena, ya que la humanidad fue creada como un escenario de teatro donde las almas de toda la galaxia podían encarnar para reproducir sus historias kármicas y finalmente resolver los traumas subyacentes. Y aquí estamos, ¡haciendo exactamente eso! Ha llegado el momento de la restauración del Alto Consejo de Orión.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x